Alimentos con lisina

Alimentos con lisina

Los alimentos con lisina se pueden encontrar en todos lados y son bastante económicos, siendo uno de los aminoácidos esenciales más fáciles de adquirir desde la antigüedad. Aquí podemos destacar aceites, proteínas vegetales, y lácteos.

Tras la adquisición de este compuesto, lograrás maximizar la efectividad de tus defensas y optimizar el funcionamiento de tu sistema digestivo. Sigue leyendo para conocer más al respecto y qué ingredientes debes consumir para obtenerla en abundancia.

Alimentos con lisina

Algunos alimentos tienen más lisina que otros, entre ellos destacamos la leche descremada o desnatada, encontrándose en el top de la categoría. Proporciona más de, 2767 mg por cada 100 gramos de leche consumida. Esto se traduce a 100 ml de leche. Por otro lado, está la solla, cuyo índice de lisina en su composición alcanza los +2400 mg. Esto son 100 ml, y se convierte en la segunda fuente natural más importante.

Luego vienen las carnes, encabezando la lista con el pavo, quien facilita hasta, 2173 mg por cada 100 gramos. Le sigue las pechugas de gallina con 1810 mg de aportación de lisina; y el pescado, el cual facilita hasta 1459 mg. Cuando hablamos de legumbres, señalamos los guisantes y el chocho, ambos facilitan 1765 mg y 1541 mg, respectivamente. Por último, tenemos el yogur y la yema de huevo (la clara no se incluye), quienes aportan poco más de 500 mg por cada 100 gramos de ingrediente.

¿Por qué debes consumir alimentos con lisina?

Es importante comprender que este aminoácido no se produce en nuestro organismo en la medida que debería. Antes traía demasiados problemas cuando las personas de edad avanzada no lo obtenían, pero ahora es posible prevenir cualquier riesgo por baja producción del mismo consumiendo lácteos y carnes de gallina o pavo. Recuerda que es necesario que sea gallina, y no gallo, ya que ambos se componen de manera distinta —a pesar de ser de la misma especie como tal—.

La cantidad recomendada de lisina son 30 mg por cada kilogramo de peso. Esto quiere decir que si pesas 70 kg, deberías tomar 80 ml de leche diarios para satisfacer dicha dosis. No obstante, siempre que puedas varía, de esta manera, de no te saturas con el alimento y evitas la dosis de otros compuestos. Por otro lado, evita las dietas veganas si tienes pocas dosis de lisina. En caso contrario, los guisantes son una gran forma de conseguirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir